sábado, 28 de enero de 2017

ORIOL: FRACCIÓN DEL LIBRO DE LOS VELOS: EL EGO PARTE II. 28 - 01 - 17

                                                                                      





Oriol-280117- 



                                      -UNA FRACCIÓN DEL LIBRO DE LOS VELOS: EL EGO, PARTE II-



http://despierta15.blogspot.com
Oriol, Creador del Curso de los 6 Velos.


Este es un tema, del que podríamos escribir volúmenes enteros intentando representar, esa parte de cada uno, que actúa a través de una versión de la personalidad podríamos decir desarrollada, o de una versión de la personalidad sin haber sido desarrollada. Durante mi trayectoria, e sido capaz de comprender partes de esta, la cual me han hecho adoptar múltiples posturas personales, para la no actuación de estas, en mi propia existencia. Hemos de contemplar, que estas son totalmente necesarias ya que forman parte, de nuestro segundo nivel piramidal a través del cual, avanzamos para representar esas actitudes, directamente volcados en el Alma. Todos absolutamente todos, tenemos un ego el cual configura de una forma o de otra, nuestras existencias. A partir de aquí, lo mas importante en nuestro ahora, es el descifrar de que manera opera este, en lo que citamos como nuestras personalidades en estas existencias. Podríamos hablar del ego como el mayor factor de la personalidad, la cual se puede presentar a través de un ego crecido, a nivel de su propia intención e reconocimiento, o de un ego entristecido, ese ego que no es capaz de avanzar hacia delante, ya que la misma vida de forma constante le pone trabas, para su propia evolución como os cite en el articulo anterior. Lo mas importante, es apreciar que cualquier de las dos conductas es totalmente necesaria, tan solo que cualquiera de estas tiene que estar, en completa alineación con la base de polaridad, de la que hablaremos mas adelante. 

Todo ego desarmonizado, crea dolor o confusión a su alrededor. El hecho de tener, un ego superior a nivel de la creencia de nuestra personalidad, tan solo nos excluye de las personas que rodean, creando así una sensación de individualidad o soledad existencial, la cual solo genera que ese ego todavía se crezca mas, pensando que tiene la razón, de lo que esta piensa y refleja a su alrededor. Hemos de ser capaces por si mismos, de comprender nuestros egos y adentrarnos en ellos, (aun así, esta es una experiencia que la viviremos de forma personal), cuando realmente estemos preparados para ello. Recordemos, que todo lo que experimentamos es totalmente necesario, y que nada absolutamente nada en nuestras existencias, nos puede alejar de vivir tal o cual experiencia, para nuestro propio enriquecimiento. Otro aspecto del ego, que se representa mucho en estos tiempos, es esa versión de uno mismo que cree actuar favoreciendo a los demás, con sus comentarios o posibilidades. 

Este es un ego mas refinado, el cual ya a sido pulido y necesita ocupar parte del papel de la personalidad, que lo representa. Muchas personalidades han caído en sus propias trampas, al creer que actuando a favor de los demás, no experimentan manifestación de sus propios egos. Tan solo trascendemos el ego en su totalidad, cuando realmente adoptamos esa actitud la cual, nos hace totalmente participes de actuar a través nuestro, en ese pleno equilibrio a nivel de nuestra personalidad, fuera de toda actitud inferior, y sin ninguna necesidad de actuar por encima de los demás. De esta forma, expone de forma constante y directa la visión de la realidad, mas necesaria para cada uno, fuera de experimentar la necesidad de estar esperando un reconocimiento o valoración, cuando esto no es así, debido a la evolución o alineación de los otros egos, que actúan a su alrededor los cuales ya han aprendido esa lección en concreto. Cuando nuestra personalidad, a trascendido los niveles inferiores del ego, (totalmente necesario para nuestra evolución) adquirimos la capacidad de percepción mas elevada, al estar en un estadio superior de evolución.

La principal función del ego en nosotros, es la de acaparar nuestra atención. Esta se dedica a que de forma constante le prestemos atención, y de esta forma este ocupe ese lugar en nosotros, a través del cual ejercer su reinado. El ego no desarrollado es individual, solitario, calculador e muy astuto. De esta forma, todas las personalidades que actúan bajo ese nivel, no son capaces de percibir por si mismas, que actúan de esta forma, debido que para estas es totalmente natural ser así. (Es cierto, ya que una vez comprendemos los estadios del nivel piramidal, nos adentramos en experimentar la situación en la que, nos encontramos cada uno). Este es un trabajo personal, que hemos de vivir cada uno de nosotros, de forma que seamos capaces de procesar la información necesaria, dentro de la cual se representan nuestras experiencias. Una personalidad con el ego desarrollado, tendrá la capacidad de favorecer a su alrededor, a la hora de actuar siempre con buenas intenciones, tanto personales como colectivas. Este experimentara una sensación a la vez que desprenderá una energía, al sentirse en plenitud con su personalidad, la cual tan solo procesara información para la evolución constante, de su alrededor. Su expresión sera simpática y agradable, y siempre actuara como si de un niño se tratara. Mientras que un ego no desarrollado, siempre actuara de cara a su alrededor, representado su beneficio personal, y sin emociones que le hagan sentirse culpable, de sus acciones. 

Estas personas, viven inmersas en sus propios mundos, y no experimentan ni la intención de actuar favoreciendo a los demás, y si lo hacen esperaran recompensa o reconocimiento de estos. El ego opera siempre a través de la personalidad humana, la cual hemos de alinear a través de las dos glándulas cerebrales, para que nuestra actitud este en plena armonía. Este procesa en muchos momentos que sea totalmente necesario, el poder escapar de toda situación en la que podríamos haber generado una situación catastrófica. Esta es la razón, de que sea totalmente necesario tener ego, pero como si de un león se tratara, ser capaces de domesticarlo. ¿Imaginar un león en la selva a sus anchas?, este ara lo que le de la gana, y devorara a todo lo que se interponga en su camino. Pues de la misma forma, actúa un ego no desarrollado, a través de una personalidad humana. Al tener capacidad de actuar a través de nuestra personalidad, somos capaces de gestionar las cosas para un mayor provecho, cuando en realidad no somos conscientes realmente de la importancia, de la valoración exterior. Esto es así de simple, y no podemos hacer nada al respeto. Aun que como todo en nuestras vidas, los ciclos de evolución siguen avanzando, y estos mismos se encargaran de poner a cada persona, en su propio lugar. Como todos sabemos, hasta las bestias mas fuertes abandonan sus reinados, con esto tan solo quiero mostrar, que os guste o no dejareis de actuar bajo esos egos, los cuales se alinearan cuando sea debido.

Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario