viernes, 26 de mayo de 2017

MAESTRO JESÚS EL CRISTO: UNA FE INQUEBRANTABLE. 27 - 05 - 27

                                                                                   





Oriol-270517-


                                                               -UNA FE INQUEBRANTABLE-



Oriol, Canalizador del Maestro Jesús el Cristo.

Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida.
Nadie no llega al Padre, sino es por mi.

Tenéis que sentir que realmente la palabra se extiende en vosotros. Es así que esta, os abre las puertas a experimentar la claridad de una Fe, que os mantiene constantemente unidos a quienes sois en realidad. Una verdad que se muestra ante la carne, tan solo es una verdad que refleja sombra a través vuestro. Una verdad es absoluta realmente, cuando es a través del Espíritu. La palabra es la iniciación del verbo, y el verbo es la intención del Espíritu. Es de esta forma, que estáis en constante alineación con quienes sois, cuando comprendéis la verdad que se os muestra, a través de mi. 

La presencia de la Fe establece, que muchos de vosotros tengáis claridad en vuestras existencias. Todos absolutamente todos tenéis claridad, aunque esta se refleja en muchos niveles que tienen que ser gestionados, bajo la presencia del Espíritu. La mayor sensación de experimentar quienes sois en realidad, es la de mostraros tal y como sois sin necedad o confusión que os haga, caer en las propias trampas de vuestro condicionamiento. La claridad os abre las puertas, a sentir que todo es dado por el Dios Padre y que es totalmente necesario, estar en un estado de absoluta claridad para que así sea.

Mientras sintáis tan solo la necesidad de veros reflejados, por la luz de un foco exterior a vosotros seguiréis inmersos, en la necedad. La luz nace del interior y esta se extiende, como si de un rayo se tratara. Esta es la expresión del Dios Padre al haceros conscientes, de que todos estáis iluminados por sus palabras y que estas, os muestran los muchos senderos que atravesareis para llegar a el. Aun así, todos y cada uno ya estáis en el de Espíritu. Dejarme que Yo Jesús el Cristo, os abra los verdaderos manantiales de vuestra evolución bajo la presencia de una Fe Sagrada, en el creador y su magnificencia.

Las moradas que atravesáis cada nueva aurora, os hacen realmente participes de todo lo que ha sido demostrado ante vosotros, bajo la expresión del Dios Padre. Esta os envuelve para que gocéis en todo momento, de sentiros directamente asistidos por esa presencia que alberga ese Amor y Agradecimiento, que os elevada en todo pensamiento, actitud o forma de actuar en vuestras existencias. Es tal su manifestación, que os hace participes de sentir como la propia impresión de avanzar se lleva a cabo, con tan solo proyectar vuestra Fe en quienes sois desde lo mas interno de si mismos. Todo es tan maravilloso, que no se representa separación entre vosotros y vuestro exterior.

Cada una de las moradas que os representan, forman parte de vuestras propias experiencias las cuales, os hacen participes de comprender que todo es como tiene que ser, y que en ningún momento os sentís sometidos a la necedad. Si os encontráis en vuestra realidad experimentando estas situaciones, sentir con una Fe incuestionable que sois una semilla del Dios Padre, que os muestra en todo momento la Luz que os pertenece la cual, tenéis que ampliar a medida que realmente dejáis de creer en ella, y empezáis a sentirla en su total manifestación. Uno de los acuerdos mas importantes, que se represento a través de la presencia del Espíritu, se llevo a cabo en la intención de contemplar quienes sois fuera de la forma carnal, que os representa.

La luz lo recoge todo a la vez que se siente en paz, con la oscuridad que engendra la misma extensión de la luz. Si no fuera así, no se darían las múltiples expresiones de la divinidad que actúan, para haceros comprender en realidad quienes sois, y cuales son vuestros propósitos como seres humanos. Estos son reflejados por si mismos, mientras os centráis en acercados a experimentar en plena sencillez, esa Fe inquebrantable. Sentiros realmente portadores de la verdad, y esta no tan solo os hará libres como os he citado a lo largo de los tiempos, sino que os mostrara la larga expresión de quienes sois cuando realmente, sentís en vuestro interior como esa luz que os corresponde, es tan extensa como la bóveda celeste de la que os hable.

Yo Soy Jesús el Cristo. Yo Soy la Verdad y la Vida.

Oriol, gracias por su lectura y difusión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario