miércoles, 17 de agosto de 2016

ORIOL: EL MIEDO: ¿LLENAMOS EL DEPOSITO, O LO VACIAMOS? 17 - 06 - 16

                                                                               




Oriol 17-08-16


   
                                      -EL MIEDO: ¿LLENAMOS EL DEPOSITO O LO VACIAMOS?




Oriol, Escritor y Terapeuta.


Voy a exponer, de que forma la mente humana se complica la vida, representando actitudes e acontecimientos inexistentes, por miedo a lo que pueda suceder. Muchas veces, nosotros mismos dentro de la experiencia del mental inferior, reproducimos constantes acontecimientos del pasado, haciéndonos la idea de que volverán, a suceder en nuestros presentes. Hemos de tener la suficiente claridad, para dejar atrás todos y cada uno de esos aspectos, que ya han transcurrido, en nuestras propias experiencias. El problema se representa, una vez activamos el miedo e nosotros, y este refleja el que no seamos capaces de liberarnos de el. Por norma general, nuestras mentes estemos en el estadio o nivel que estemos, procesan la información dentro del nivel de desarrollo, que nos representa a cada uno. Este no es ni mejor ni peor, aun que refleja en nuestras existencias, el que nos sintamos realmente correspondidos, por toda esa constante influencia de pensamientos, la cual nosotros mismos auto generamos, como si de un deposito de combustible se tratara. Todo lo que sucede en nuestras experiencias, queda impregnado a nivel de nuestro mental. De esta forma, todo lo positivo actúa de forma positiva, mientras que lo negativo actúa de forma negativa. Lo mas fuerte de esto, es que la mente humana a adquirido el sistema de auto protección, a través de establecer a nivel del mental, la sensación de evitar que algo suceda, como si actuáramos procesando algo a nivel interno, que queremos evitar. Aun hemos de avanzar mucho, en lo que refiere a nuestra evolución mental, para actuar desde un aspecto constante positivo, que nos ayude a tomar consciencia de que todo lo que sucede, es necesario para nuestra propia evolución. 

Hemos de procesar en todo momento, que cada aspecto de nuestras existencias, es una posibilidad de avanzar en el proceso a través del cual, nos adentramos en exponer el gran potencial, que existe en nuestro interior. Este potencial se ve directamente afectado, a través de la fuerte impresión del ego no desarrollado, el cual establece de forma constante, esa influencia a nivel mental de ese patrón o estructura no armónica, que se repite una y otra vez, haciéndonos creer que volverá a suceder, cuando realmente somos nosotros mismos, los que gestionamos que estos suceda. No existe error, en lo que proyectamos de forma constante. Si proyectamos optimismo y salud, eso es lo que tendremos. Si por el contrario, experimentamos miedo e inseguridad, esto es lo que nuestras experiencias traerán a nuestras vidas. Siempre he mostrado que somos, los Arquitectos de nuestros propios pensamientos e emociones. De esta forma, sea cual sea la expresión o energía que emanamos, hacia el exterior esta se reflejara a través nuestro, para exponer el grado o nivel de percepción, que nos representa a cada uno. Una vez, hemos sido capaces de entender, de que forma gestionamos estas energías, activamos en nosotros la plena atención, de procesar nuestros pensamientos a través, de comprender de que forma actúan estos en nuestras existencias. Una de las expresiones mas común, en las personas que procesan miedo e inseguridad en sus propias vidas, es la de actuar siempre de forma exterior protegiendo, lo que realmente no les es necesario. El miedo se refleja a través nuestro, como un medio de control para no perder, o sentir la sensación de abandono de nuestro exterior. Nos guste o no, siempre hemos vivido inmersos en una sensación de estas, dando lugar a que una vez la hayamos vivido la aceptemos, o esta nos arrastre haciéndonos caer nuevamente, en esa sensación de tener que actuar, para comprender de que forma, gestionar e sembrar de nuevo el miedo a nuestro alrededor. 

Una mente desarrollada, ya a trascendido esos niveles inferiores, en los cuales se adentra en la comprensión de experimentar, que todo sucede bajo la expresión del Dios-Padre-Madre, el cual nos entrega en todo momento, lo que es mas necesario para cada uno de nosotros. Mientras tanto, una mente sumida en los niveles inferiores, de frustración, de miedo o de inseguridad, siempre opera a través de proteger cuando en realidad, se aleja mas de su expresión interna de reconocimiento, del Espíritu en la Tierra. Si experimentamos nuestras experiencias, en los niveles inferiores, lo primero que tenemos que comprender, es que hemos de dejar de llenar esos depósitos de energías, de este tipo. Si seguimos llenando el deposito de estas energías, tan solo procesamos que nuestras propias mentes sigan sumergidas en esas experiencias, las cuales nos alejan de sentirnos a si mismos, y podamos experimentar con claridad, las múltiples partes de si mismos para, nuestro propio desarrollo e evolución. A medida que nos adentramos en la “polaridad”, experimentamos como en las relaciones de pareja, donde se vive directamente esta polaridad de forma constante, se reflejan a través de estas, la energías para compensar de forma directa, las polaridades a través del reconocimiento del ego, que representa a cada una de estas. Como seres humanos, hemos venido a reconocer esa polaridad en todo lo que nos rodea, dando lugar a saber gestionar, todas y cada una de las experiencias que vivimos, dentro de la mejor sensación, de favorecer todo lo que realmente nos rodea. Una vez contemplamos la experiencia de nuestras existencias, a través de la comprensión de quienes somos realmente, somos capaces de transferir ese bucle, o patrón de realidad el cual podemos haber vivido, cuando en realidad ya es aceptado y transformado, en una lección de conocimiento e abundancia para nuestro desarrollo, e forma de mostrarlo a los demás. 

Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario