jueves, 8 de diciembre de 2016

ORIOL: LA BALANZA DE LA POLARIDAD: NEGATIVA Y POSITIVA. TERCERA PARTE DE TRES. 08 - 12 - 16

                                                                                                  




Oriol 08-12-16



                                         -LA BALANZA DE LA POLARIDAD: NEGATIVA Y POSITIVA-
                                                                 TERCERA PARTE, DE TRES



Oriol, Escritor y Terapeuta.


¿A que nos enfrentamos realmente?, en primer lugar a comprender la situación, en la que nos encontramos. Esta representa que no somos conscientes, de los múltiples niveles que se representan a través nuestro, y al no serlo tan solo nos alejamos de experimentar esa sensación, de conexión con uno mismo. La búsqueda constante de posibilidades, tan solo se reduce a un 30 por ciento del verdadero potencial, que existe en nuestro interior y que realmente esta esperando, a que seamos capaces de poderlo percibir y con percibir, represento utilizar lo. Aun con todo lo que nos rodea, seguimos experimentando técnicas o herramientas, que podemos sentir que vibran con nosotros las cual no nos irán mal, pero tampoco despiertan esa intención con la que, ser participes de cual es nuestro propio desarrollo a nivel interno.

Muchas civilizaciones nos han hablado del poder, que reside en nuestro interior, de la conexión con la naturaleza o de la profunda intención, que tenemos todos y cada uno a través del celeste cielo que nos contempla, cada anochecer. De esta forma, os pregunto ¿que nos impide realmente contemplar todas estas maravillas, las cuales nos han sido entregadas con alguna razón?. Nos los impide, la constante búsqueda de nuestra propia realidad. Hemos de ser capaces de comprender, que todo lo que buscamos ya se encuentra en nuestro interior, y que realmente hemos de ser capaces, de procesar toda esta información fuera de todo ese constante, movimiento y espesor, que actúa directamente en nuestras existencias alejándonos, de la verdadera conexión con tenemos con el Espíritu.

Seamos capaces por un momento, de adentrarnos en lo mas profundo de cada uno, y experimentemos para esto la extensión de nuestro interior, fuera de toda localización o aspecto que nos impida, reconocer realmente la situación en la que nos encontramos, y la forma personal de cada uno, de poder trascenderla dentro de nuestras propias posibilidades. Si presenciamos realmente, que todo lo que sucede en nuestras vidas tiene una razón aparente, podamos ser capaces de adentrarnos en lo mas sincero de si mismos, y con este sincerarnos experimentar las múltiples posibilidades que se nos entregan en cada ahora, una vez somos capaces de sintonizar con el.

Uno de los aspectos que mas claro tengo, es que todos absolutamente todos dentro del nivel piramidal en el que nos encontremos, tenemos posibilidades de cambio para gestionar, toda transformación en nuestras vidas. Lo que no podemos creer, es ser capaces de trascender uno de esos niveles, sin antes haber cumplido los requisitos necesarios para que así sea. De esta forma, nos adentramos cada uno de nosotros en ser conscientes, de cual es nuestro nivel y de la manifestación que ejercen nuestros egos, a través de las personalidades que nos preceden. Si nos adentramos en presenciar como todo lo conocido, puede cambiar nos hacemos participes de llegar a gestionarlo. Una de las cosas que mas me a impactado, a lo largo de mi propia vida a sido el no ser capaz de cambiar nada, si no he sido plenamente consciente de esto.

Muchas personalidades creen tener la capacidad de trascender, cuando lo único que hacen en realidad es esconder, esa sensación de no comprensión la cual les aleja mas, de ser quienes son en realidad. Para cambiar en primer lugar, hay que conocer. Sino somos conscientes de nuestra actitud, tan solo buscamos muchas de las probabilidades que actúan en nosotros, en ese sistema que ya expuse en anteriores artículos, que cite como la ilusión. Esta nos hace ser participes, de nuestros propios egos los cuales se nutren de nosotros a medida, que nosotros mismos les entregamos nuestras propias energías. De esta forma, la mente humana se ilusiona de algo, y de aleja realmente del problema real que la representa.

Otro aspecto a tener en cuenta, es la sensación de no formar parte de esas propias experiencias, las cuales nosotros hemos sido capaces de generar. Es muy notable, que a lo largo de nuestras trayectorias hayamos sido capaces de gestionar, algunas situaciones de las cuales nos podemos sentir mal, o no propietarios de estas debido a que en nuestra actualidad, ya no vibramos de esta forma. Hermanos/as, todos somos propietarios de todas y cada una de las experiencias, que hayamos generado tanto en nuestra actualidad, como en tiempos pasados. Estas una vez son integradas, se representan a través de hacernos tomar plena consciencia, de no volverlas a repetir a la vez que nos hacen mas fuertes, al sentir que todo lo que hacemos realmente, es liberarnos de esas cadenas que nosotros mismos nos hemos auto impuesto, y que tal vez en nuestra realidad no queremos reconocer.

Dejémonos de vivir, sometidos a una realidad en la cual nosotros tenemos el control absoluto, y seamos participes de procesar toda esa información, como un medio a través del cual avanzar en esa sensación, de amor hacia si mismos, y de agradecimiento completo hacia los demás. Una vez somos capaces de lograr actuar de esta forma, se abren a través nuestro todas y cada una de las posibilidades, que nos hacen ser mas conscientes del sistema de proyección, dentro del cual nos encontramos y del que sentirnos realmente orgullosos. Que mejor experiencia en nuestras vidas, que ser capaces de establecer, toda conducta y actitud dentro de una polaridad positiva, a través de la cual no tan solo avanzar nosotros mismos, sino ser capaces de ayudar dentro de nuestras posibilidades, a proyectar todo nuestro saber sin que nada ni nadie, se vea directamente afectado por nuestras conductas.

Es tan simple como presenciar, que todo lo que hacemos es representado dentro de una profunda sensación, de Amor hacia si mismos el cual no tan solo nos libera, sino que se extiende dentro de todo lo que somos capaces de comprender, a la misma vez que nos hace participes de la no necesidad de todo lo que nos rodea.

Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario