Entradas populares

sábado, 1 de agosto de 2015

LAS ENERGÍAS, Y LOS CUERPOS O VEHÍCULOS SUTILES. 01 - 08 - 15

                                                                     

Oriol -010815-
                        -LAS ENERGÍAS, Y LOS CUERPOS O VEHÍCULOS SUTILES-

http://despierta15.blogspot.com
Oriol, Escritor y Terapeuta.
La rapidez con la que nos movemos constantemente, nos puede debilitar de tal manera, que creemos que estamos sin energía. Esta es una creencia, ceñida a una mente inferior, debilitada por sus propios miedos. Esto se puede ver, de muchas formas debido al campo energético (Aura) que nos representa. Esta es la razón, de mostrar una versión más sutil, de las energías que nos representan. Como sabemos, nuestro cuerpo físico el primero de estos, se representa a través de la materia, aun así a este le siguen dentro de esta dimensión, cuatro más los cuales, tienen una vital importancia en nuestras vidas. En este se representan, todas las energías en su última fase de integración, esta es la razón de enfermedad y llegar hasta la muerte. El siguiente lo denominamos, doble eterico. Este se refleja dependiendo, de los problemas que esta persona represente, con mayor o menor anchura. Al almacenar muchas energías, el espesor de este campo se refleja, a través del cuerpo físico debilitándolo notablemente. Al ser el siguiente cuerpo o campo, se sitúa en la fase de almacenamiento, de todas las energías que constantemente creamos. A diferencia de los otros tres, este se encarga del almacenaje de la información, estableciendo así su grosor a través, de la densidad electromagnética que los anteriores cuerpos, representan. Se le podría denominar "filtro de energías", al actuar directamente en la acumulación, de todos esos sentimientos e emociones, que nos hacen creer estar sin energías.
El siguiente es el emocional inferior, este se encarga de representar todas las emociones y actuar, de acuerdo a nuestro estado evolutivo. La influencia de este vehículo, se representa a nivel físico a través del Corazón, y el sistema nervioso. Este cuerpo se trabaja, desde el tercer centro o chacra denominado Manipura. Para la liberación de energías de este centro, trabajaremos a nivel de la caja torácica, desplazando nuestras manos de izquierda a derecha, (simultáneamente). La liberación de este centro, refleja un óptimo cansancio en todo el cuerpo, el cual sintetiza la liberación de emociones densas, que acumula el riego sanguíneo, de nuestras venas. Seguidamente hablaremos del cuerpo o vehículo mental inferior. Este trabaja en conjunción con el Astral, ya que es la puerta de entrada a nuestra divinidad. Este se encarga, de recibir las energías en un estado divino, y de transmitirlas a los vehículos inferiores. Este vehículo esta exento de acumular densidad, ya que es un canal de abertura para las energías, que entran por el centro o chacra corona. La mente humana, cree que trabajar este vehículo nos permitirá tener más claridad mental, cuando esta densidad reside en los vehículos inferiores. Una vez purificados, los vehículos anteriores somos capaces de conectar con este, el cual nos dará una clara intuición y telepatía, con otros planos de realidad o dimensiones superiores. El siguiente cuerpo o vehículo, es el astral.
A través del navegamos, cuando dormimos y es el encargado de actuar, a niveles dimensionales, paralelos al actual. Sentiréis hablar de este, al ser el vehículo en el cual pasamos a formar parte, una vez abandonamos nuestra existencia física. Según hayan sido nuestras experiencias en la Tierra, así serán nuestras existencias en el astral. Al ser el campo o vehículo, más cercano a los cuerpos superiores, se representa a sí mismo, dentro de una dualidad que se ciñe, a aspectos inferiores o superiores según, nuestro grado evolutivo una vez, abandonamos nuestras existencias terrenales. El conjunto de estos cuerpos, representa nuestra existencia actual, la cual se manifiesta a medida que adoptamos más sabiduría, de quienes somos y de cual, es nuestro propio crecimiento aquí en el planeta. Es sumamente importante, reconocer y trabajar estos campos o vehículos que forman parte, del proceso evolutivo en el que nos encontramos. Sin prestar atención, a estas energías nos sentimos muertos en vida, ya que las fracciones de nuestros egos, actúan haciéndonos creer cosas, que no son y enfermando nuestros cuerpos. La extensión de nuestras vidas, y el reconocimiento de estas se lleva  a cabo, a medida que avanzamos en plenitud a través, de nuestro conocimiento de la totalidad, que somos.

Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Despiert@15