Entradas populares

martes, 3 de noviembre de 2015

LAS "4" ESFERAS DEL DESARROLLO PERSONALIDAD. 03 - 11 - 15

                                                                            



Oriol -031115-

                      -LAS “4” ESFERAS DEL DESARROLLO PERSONALIDAD-



Oriol, Escritor y Terapeuta.

Como es un tema para desarrollar, voy hablar de los distintos aspectos de la personalidad, los cuales se reflejan a sí mismos, como posibilidades, dentro del desarrollo evolutivo y personal, de cada ser humano en la Tierra. Como vivimos sumergidos, (mientras no despertamos a nuestra propia evolución) sujetos a nuestros propios miedos, estos reflejan esa versión de sí mismos, que interactúa en nuestras experiencias haciéndonos crecer de todos modos, a medida que interactuamos con estos. Estas pueden mostrar rasgos de nuestra identidad, que ya fueron trascendidos, como también aspectos de la personalidad en los cuales nos encontramos, ahora mismo. Una de las prioridades a tener en cuenta, es el grado a través del cual nos movemos, y del cual, nos hemos de hacer partícipes sea cual sea, su nivel de desarrollo. Podríamos hablar de estas esferas, como el desarrollo de la humanidad, desde sus inicios hasta la actualidad. Todos absolutamente todos, los niveles actúan a nuestro favor, siempre y cuando tomamos consciencia de estos y los reflejamos, como posibilidades para nuestro propio desarrollo. De no ser así, tan solo vivimos inmersos en una constante lucha, por reconocer las respuestas las cuales se nos escapan de las manos. Muchas mentes creen vivir sujetas, a su propio auto gestión, cuando tan solo actúan bajo un nivel de sus propios egos inferiores, que gestionan sus propias existencias. En muchas de mis charlas, experimento esta sensación a través de las personas que me visitan, las cuales se ven representadas a sí mismas, por sus propias respuestas. Hemos de reconocer que el ego, es una parte de nosotros que hemos de ser capaces de gestionar, e impedir así, que este nos gestione a nosotros mismos. Mientras este nos gestiona, no sentimos en realidad lo que somos, y eso nos crea, el vivir creyendo y de esta forma basándonos, tan solo en posibilidades. En muchas ocasiones, la mente humana va tan perdida, navegando por esas esferas de la realidad, (que creemos, hacer lo correcto cuando en realidad tan solo, actuamos bajo un auto gestión exterior) la cual nos aleja de experimentar, nuestro propio circulo de desarrollo personal. Yo reflejaría a estas personalidades en 4 esferas de desarrollo, las cuales acentúan de forma notable, las múltiples experiencias que vivimos, reflejando esas energías que se presentan a sí mismas, bajo diversas mascaras de nuestra propia identidad. Mientras nuestra versión de sí mismos, se representa a través de verse representada por su exterior, esto nos muestra la primera esfera de desarrollo. En esa esfera es necesario actuar así, para nuestra supervivencia como podremos comprobar, que en esferas sucesivas eso no pasa de esa forma. Como bien sabemos, todos navegamos por diversos círculos de aprendizaje, dentro de los cuales nos adentramos a medida que contemplamos, las diversas posibilidades de dicho desarrollo. Sean cuales sean esos círculos, siempre existen posibilidades para el desarrollo personal de cada uno.

Primera esfera de desarrollo, personalidad: Para estas personalidades, las cuales actúan desde un medio de supervivencia, sería más que importante que tomaran consciencia, de sus posibilidades y de las experiencias que estas les van a traer, a medida que se adentran en su propio reconocimiento. Estas se reflejan auto limitadas, por su escasa versión de la realidad, ya que como sabemos reflejan una versión de sí mismas, a través del aspecto animal que les condiciona a vivir, auto gestionado por su propia identidad en este plano. Su función es la de tomar consciencia, de las posibilidades que ejercen sus egos, y a través de estas desarrollar de la mejor forma posible, los méritos para conseguir lo que estas mentes, se comprometen a llevar a cabo. Aunque su comprensión es escasa, empiezan con los ciclos de desarrollo a tomar consciencia, y a reconocer aspectos más sutiles de su personalidad, a través de los cuales se adentran en la utilización, e interpretación de sus posibilidades de desarrollo. A medida que estas trascurren sus existencias de desarrollo, esta toma de consciencia les hace trascender su visión a una esfera superior, en la cual se adentran a trabajar el intelecto. (Importante reconocer, que este proceso puede durar varias encarnaciones). Ya que la mente racional, limita sus experiencias a un círculo de posibilidades más bien escaso.

Segunda esfera de desarrollo, personalidad: En esta travesía, las mentes se adentran en contemplar los aspectos del ego desde un nivel, mucho más elevado. En este caso, este toma poder a través de estas mentes, y dentro de este crecimiento se refleja el florecer, de actitudes como la vanidad, el control y la soberbia. Dentro de esta esfera, el desarrollo es mayor y las actitudes una vez asumida la primera esfera de desarrollo, actúan a medida que las mentes se adentran, en conseguir el poder y actuar por encima de sus posibilidades. En esta esfera, el desarrollo espiritual aún se ciñe a un aspecto muy lejano debido a la fuerza que actúa a través de esos egos, los cuales se nutren constantemente del exterior, para avanzar posiciones en su ámbito personal. Sumergidos en esta esfera, despiertan actitudes de compromiso y de comprensión, las cuales se oscuren a través de los aspectos del ego, las cuales aportan esa versión de sí mismos, que tan solo trasciende los contratos para su propio desarrollo, a medida que van trascendiendo esa esfera, y toman consciencia de la luz que existe, en su interior. En esta esfera, las mentes reflejadas a través de dichas personalidades, se representan a través de la soberanía que les constituye, ya que tan solo establece los parámetros, para una mejora persona en su nivel social. De esta forma, actúan a través de cualquier posibilidad para trascender esas limitaciones, que les fueron auto impuestas del exterior, a medida que comprenden que su objetivo prioritario, es establecer ese reinado por encima de todo lo que les rodea. Como podemos ver, la consciencia sigue inmersa en esos ciclos de desarrollo, que tan solo actúan basándose en una versión individual de la realidad.

Tercera esfera de desarrollo personalidad: Una vez se trascienden las dos anteriores, la consciencia toma posesión del cuerpo, aunque no en su totalidad. Aquí empieza abrirse una percepción más personal, por el exterior del cual se refleja una cooperación, en algunas ocasiones sin interés. (Podemos apreciar, la consciencia más desarrollada). Aun así, se empiezan a reflejar actitudes, mas basadas en el camino interior, y en desarrollar habilidades que afloran de cada personalidad, al entrar en alineación con las energías del Universo en el que residimos. Esta esfera se podría nombrar, como la esfera de transición de un nivel a otro. Aun en las primeras fases de desarrollo, podemos presenciar un fuerte aumento del ego personal, el cual aún nos hace creer ser los portadores de la verdad, cuando esta tan solo se desvela a medida, que nos adentramos en la interpretación de reconocer, todo lo que nos rodea como una parte de nosotros mismos. Cada personalidad lo vivirá a título personal, debido al grado o interpretación que esta refleja en su adaptación de los medios, que la representan. Desde esta esfera, el conocimiento aflora de nuestro interior y nos adentramos en reconocer, los diversos aspectos que conforman nuestra experiencia. Podemos de esta forma, trascender las limitaciones o contemplar cómo estas forman parte de nuestro propio desarrollo, para comprender las diversas fracciones de nuestra propia realidad. Recordemos, que en cada una de estas esferas, podemos experimentar varias encarnaciones a medida que vamos desarrollando nuestras propias actitudes, y consolidando nuestra propia personalidad, soberana y auto gestionada por nosotros mismos.

Cuarta esfera de desarrollo de la personalidad: En esta contemplamos, como todo lo que gira a nuestro alrededor, forma parte del proceso evolutivo de nuestras propias experiencias. Podemos adoptar con más claridad, como los aspectos de nuestra consciencia empiezan, a formar parte de nuestras vidas, a medida que actualizamos cada aspecto, el cual nos enriquece además de hacernos tomar consciencia. Aun así, en esta esfera no se representa el ego como una versión exterior de la que nutrirnos, más bien este se enriquece y actúa a través de la comprensión, de que todo está en su debido lugar, y que tan solo somos parte de un ciclo de desarrollo, que cada personalidad tiene que cumplir a título personal, para desarrollar su propio potencial creativo. Vemos de esta forma, como todo empieza a consolidar el ciclo de desarrollo de cada personalidad, la cual se ciñe sin error a cumplir con cada uno de los aspectos, que confirman su propia encarnación. Aquí nos adentramos, en el reconocimiento de las diversas esferas que componen el desarrollo, ya que las diversas fracciones de nosotros, actúan a través nuestro, favoreciendo cada nuevo paso que damos, hacia delante. Podemos contemplar, como cada proceso de evolución, forma parte de la elección del Alma para desarrollar, los arquetipos para esa próxima encarnación, dando lugar a reconocer e integrar las mejores energías de manifestación, para favorecer todo aspecto de vida, que actué en nuestro alrededor. Esta esfera, se refleja a través de la toma de consciencia de uno mismo, la cual establece los enlaces necesarios para formar parte, de la unidad del todo a la hemos sido enviados, para el desarrollo de la mente humana. A medida que esto se establece, somos más conscientes de la expansión de nuestras propias personalidades las cuales, favorecen todo aspecto de integración y reconocimiento.


Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Despiert@15