Entradas populares

viernes, 13 de noviembre de 2015

SOLTAR ESAS CADENAS, A LAS QUE NOS AFERRAMOS. 13 - 11 - 15

                                                                           



Oriol -131115-

                  
                      -SOLTAR ESAS CADENAS, A LAS QUE NOS AFERRAMOS-



Oriol Escritor y Terapeuta.

Cuando nos vemos sumidos en la densidad, de nuestras propias experiencias, podemos actuar de acuerdo al “don de Dios”, que nos pertenece a cada uno. Aun que nos parezca imposible, (debido a nuestra versión limitada de nuestras mentes) todos absolutamente todos, formamos parte de este entramado en el cual, decidimos los aspectos que van a conformar nuestras propias experiencias. Es cierto que nacemos en una familia, y que sean cuales sean sus ofrendas, serán las necesarias para nuestra propia evolución. Nadie elige pasar, por tal o cual experiencia y menos aún nuestros padres biológicos, lo recrean para que así sea. Esto nos hace contemplar, la posibilidad de liberar todas esas energías de culpabilidad, o de rencor hacia cada uno de ellos. Si realmente crecemos, y crecer significa desarrollar nuestras experiencias, a través del reconocimiento de los 7 centros, estos nos harán contemplar de qué forma, adentrarnos en la liberación exterior, para integrar de forma directa, los eslabones de la liberación interior. Siempre hasta ahora, que hemos emprendido ese camino de aprendizaje, hemos vivido representados por todo lo que nos rodeaba, y este vivir representados por ello, ha creado unas alianzas y contratos, que tendremos que liberar para poder, avanzar con más libertar en nuestra propia trayectoria, de evolución personal. Reconozcamos que para llegar aquí, donde estamos en la actualidad, hemos tenido que actuar de acuerdo a las posibilidades, de nuestro propio desarrollo del Alma.

Esto significa, que los eslabones inferiores los cuales ya hemos atravesado, han constituido parte de ese exterior, que en la actualidad hemos de liberar, para que todo avance en su propio ciclo de desarrollo personal. Si no somos capaces de actuar de esta forma, no tan solo evitamos nuestra evolución, sino que impedimos que todo lo que ha formado parte de nuestras vidas, siga su curso natural de desarrollo del Alma. A través de mis consultas, he podido evaluar las cadenas de nuestras propias experiencias, las cuales sin tomar consciencia de estas, las arrastramos existencias, tras existencia. Estas energías, en muchas ocasiones nos crean la sensación de perder el rumbo, de nuestras propias existencias cuando estas, tan solo son desarmonizadas por nuestras propias decisiones. En muchas ocasiones, nos alejamos tanto de nuestros propios miedos, (al no afrontarlos) que estos se apoderan de nuestras experiencias de tal forma, que el poder re-orientar nuestras existencias, nos trae una tarea abismal en nuestras existencias. En algunos casos, y dependiendo del grado o nivel de evolución que nos precede, esto puede parecer una tarea, totalmente imposible. En muchas ocasiones, nuestras mentes se vuelcan de tal forma, en los propósitos que podemos desear que estas, buscan a toda consta que estos puedan, llegar a ser cumplidos.

Mientras hablamos de deseos, hago descender nuestras energías del vital para que, nuestros propios egos inferiores actúen cuando en realidad, estos nos hacen caer en las trampas de nuestros, propios errores.

A medida que voy andando, en mi travesía de aprendizaje he podido comprender que los caminos, son totalmente distintos para cada persona. Esto me ha hecho actualizar mi versión de sí mismo, y contemplar el sendero de aprobación a través del sentimiento, interno de la soledad que reside en cada uno. Para contemplar, como todo lo que nos rodea refleja, esa parte personal e intransferible de nuestro propio aprendizaje, en primer lugar hemos de experimentar, las esferas que construyen nuestra propia constelación, de oportunidades.  A medida que nos adentramos, en “soltar esas cadenas, a las que nos aferramos” vamos entrando en caída libre, dentro de los arquetipos que podíamos haber diseñado, y que en la actualidad en ese reconocimiento, emprenden la trayectoria de un despertar interno, de nuestra propia identidad. Sin haber tomado consciencia, de nuestras propias oportunidades tan solo, navegamos actuando a través de “posibilidades en los mares”, de nuestras propias experiencias de desarrollo personal. Si nos adentramos en el camino de la soledad, este nos mostrara los diversos aspectos, que conciernen al constante aspecto, de nuestro propio Yo el cual despierta a ser integrado, a medida que los eslabones y cadenas de nuestro pasado, pasan a formar parte de un contrato ya cumplido, en el cual la liberación es la mayor forma de desarrollar, estas experiencias. Ahora, es una tarea personal que hemos de representar, para abrir realmente los ojos a nuestra integridad, como seres humanos en el despertar de nuestras, posibilidades.


Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Despiert@15