miércoles, 21 de junio de 2017

ORIOL: ASTROLOGÍA: LA GRAN AVENTURA DE NUESTRA EVOLUCIÓN. 21 - 06 - 17

                                                      




Oriol-210617-





                                  -ASTROLOGÍA: LA GRAN AVENTURA DE NUESTRA EVOLUCIÓN-





Oriol, Creador del blog despiert@15.





Hoy ya estamos en el Solsticio de Verano, y es en ese momento donde hay que darle, un giro a todo lo importante y hacerlo nuestro sin necesidad de que lo sea. Muchas personas se adentran en la parte mundana del verano gozando de las horas de Sol y Calor, mientras que otras experimentan desde la parte interior de sí mismas, qué función refleja para estas la extensión de sus energías. El ciclo de verano es de 3 meses, como cada estación del año (lo cual representa la parte Masculina) así que tan solo empezar por ahí nos muestra, una interiorización de sí mismos y de lo que hacemos sin necesidad alguna, de exponer nuestros trabajos para recibir halagos o recompensas a través de estos. Adentrémonos en nuestra parte femenina, la cual nos muestra sencillez y comprensión, al actuar de acuerdo a cada peldaño de evolución, que avanzamos en cada nuevo día en nuestras vidas.

Dejamos atrás con la llegada del verano, todas las preocupaciones y las energías que han representado la primavera, (ciclo de limpieza interna y reajustamiento) para pasar a la acción junto a las energías del segundo trimestre. El primero al ser representadas por Aries, Tauro y Géminis nos mostraban una extensión de probabilidades que se iban a sellar es este nuevo trimestre. Recordemos que el 3 de trimestre en Lemuria representaba el Iniciado. Esto nos muestra que cada trimestre avanzamos fuera del punto en el que nos encontremos anteriormente. Por esta razón tomemos consciencia de que tenemos que ser nosotros mismos, los que movemos las Aguas de Cáncer. El trabajo que nos representa a cada uno, nos hace lo suficientemente conscientes de no dejarnos arrastrar por las emociones (elemento Agua de Cáncer) y ser capaces de dirigir el timón de nuestras existencias. Una vez lleguemos a la orilla de nuestro interior, presenciaremos la fuerza del León. (El rugir del Fuego nos hará partícipes de su Poder).

Aun así, no caeremos rendidos a sus fuertes rugidos sino, que danzaremos a su alrededor para que sienta que ya no tenemos miedo, y que realmente lo respetamos y lo valoramos como una parte de sí mismos necesaria. Este mismos nos acompañara hacia el interior de la isla, representada por Virgo la cual nos hará durar de hacer las cosas bien, o depurar más nuestros sentidos. (El elemento Tierra, nos puede jugar una mala pasada) tan sólo prestemos atención a las enseñanzas de los dos anteriores, y no habrá de qué preocuparnos. Adentrémonos en presenciar con una vista más interna, los caminos que nos abre Virgo. Estos serán realmente trascendidos una vez hayamos comprendido nuestro propósito personal, el cual nos llevará directamente al tercer trimestre que refleja las energías de otoño. Por esta razón ahora, adentrémonos en esta gran aventura de nuestra propia evolución, y seamos cada uno de nosotros los que abrimos realmente, las puertas de nuestro interior para gozar de ellas. Nadie más que nosotros mismos, podemos afrontar las cosas con mejor claridad que toda esa sensación, de estar realmente haciendo lo que mejor sabemos hacer, disfrutar de ello…



Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario