miércoles, 22 de marzo de 2017

ORIOL: EL DESARROLLO DEL EGO, LA PERSONALIDAD Y LOS MÚLTIPLES YOS. 22 - 03 - 17

                                                                                





Oriol-220317-


                -EL DESARROLLO DEL EGO, LA PERSONALIDAD Y LOS MÚLTIPLES YOS-




Oriol, Creador del Código de Energía.

De forma constante caemos en la equivocación, de creer que actuamos bajo una propia representación de quienes somos, cuando realmente a nivel de nuestra conciencia, no somos capaces de presenciar que vivimos muchas partes de sí mismos, bajo una misma realidad. De esta forma la actuación sería la siguiente, empezamos desde la parte superior, reconociendo a el Ego. Esa parte de nosotros, que nos es totalmente necesaria para nuestro desarrollo, y evolución. La cual actúa representando y gestionando, a la Personalidad en un nivel inferior, a la hora de elegir esa parte de sí mismos, que mejor actúe ese preciso momento, para nuestro propio beneficio y nuestro propio desarrollo. Y para finalizar, bajo la custodia de las múltiples personalidades, que están en el último nivel, por debajo de la personalidad y el ego, actuan los múltiples Yos, que utilizamos como máscaras para representar, esas energías de cara al exterior.

Todos absolutamente todos, actuamos así hasta que realmente no tomamos real conciencia, de nuestras posibilidades y nos adentramos en actuar, bajo una misma identidad que es la que refleja la energía del Alma, en todas y cada una de nuestras actitudes. Las cuales emanan dentro del amor y el reconocimiento, de que todo es como realmente cómo tiene que ser. Estas partes que cito como los múltiples Yos, actúan de forma constante, haciendo partícipes a nosotros y a las personas que nos rodean, bajo la constante intención de la personalidad gestionada por el Ego, a traves del actuar de la siguiente forma: Yo soy tal, Yo hago cual, Yo tengo tanto, Yo soy más rápido. Si realmente prestamos atención, de que forma actuamos hacia nuestro exterior, nos adentraremos realmente en aprender, que todas y cada una de las manifestaciones de sí mismos, que mostramos a nuestro alrededor, nos abrieron las puertas realmente, a la hora de comprender que existen múltiples aspectos de nosotros mismos, que actúan directamente representando esa mejor parte de nosotros, que necesitamos en el momento necesario, para nuestro alrededor.

Aquí podría citar, que actúa la personalidad a la hora de comprender esta información. Actuamos de forma mecánica, y sin realmente prestar atención estas actitudes florecen de si mismos, como algo totalmente normal. Tan solo si prestamos plena atención de si mismos, y de cómo actúan nuestras personalidades comprendemos, cómo actúa realmente este sistema de gestión. Es de esta forma, que nos adentramos directamente en esa base de gestión por nuestro propio Ego, el cual elige el papel necesario de la Personalidad, en cada momento para actuar de acuerdo a un reconocimiento, o a una valoración exterior de eso que nos rodea, y que nos proporciona esa seguridad, que tal vez a nivel interno no llegamos a tener. Toda representación, o mejor dicho obra de teatro que llevamos a cabo, a través de nuestra personalidad como seres humanos, bajo la influencia directa de nuestros Egos, no es más que una máscara que actúa directamente, para hacernos partícipes de alejarnos de un reconocimiento interno, el cual es totalmente necesario para trascender el Ego inferior, y avanzar hacia Ego superior.

Una vez reconocemos, cada una de las partes que implican esta manifestación, experimentamos que la escalera de representación de éste, actúa directamente en un principio a través de los múltiples Yos. Seguidamente la personalidad es la que juega el papel, que mejor se adapta a través de esta autogestión. Y para terminar en el último escalón el Ego, es el que articula la personalidad a través de las múltiples partes de sí mismos, para que actúen de acuerdo a la necesidad o experiencia, que en ese momento sea necesaria. De esta forma, para adquirir esa parte de sí mismos que nos falta, y que no tendríamos que experimentar de cara al exterior, sino que realmente tendríamos que centrarnos en nosotros, y de esta forma experimentarla interiormente. Este es un gran trabajo, que podemos empezar a gestionar a partir de hoy, bajo la plena atención de nuestras experiencias, emociones, y sentimientos hacia el exterior. Una vez reconocidos estos, cambiaremos hacia el interior ya que, habran salido a la luz todas esas necesidades del exterior, que nos impiden conocernos interiormente.


Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario