domingo, 2 de julio de 2017

ORIOL: LA SENSACIÓN DE QUIETUD INTERIOR, QUE ALBERGA EL ALMA. 03 - 07 - 17

                                                                                               




Oriol-030717-


                                      -LA SENSACIÓN DE QUIETUD INTERIOR, QUE ALBERGA EL ALMA-



Oriol, Creador del blog despiert@15.



Es curioso el que, contra más intentamos comprender las mecánicas del Ego, estas más fuerzas adquieren a través nuestro. Hemos de ser partícipes, de que el Ego es totalmente necesario en nuestra evolución, ya que en el momento adecuado nos favorecerá. Resulta extraño, que nos adentremos en cambiar una parte de si mismos, y directamente reforcemos a que esa parte actué, alejándonos de comprender realmente el trabajo, que estamos realizando. Esto se expone de una forma más real, cuando os muestro que, desde el Alma, no existe la sensación de cambiar ya que se es. Mientras que, a través de las múltiples partes de la personalidad, lo único que hacemos una y otra vez es adentrarnos, en buscar respuestas a nuestras propias preguntas. La personalidad actúa desde un mecanismo de gestión, de actitudes a través nuestro. Estas se reflejan de tal forma en nuestras experiencias, que tan solo constituyen que en muchas de esas maniobras que llevamos a cabo para avanzar, nos alejemos todavía más de estas.

Resulta que para el Alma todo está en su lugar, y vivimos en el momento adecuado. Mientras que para la personalidad que nos representa, es necesario movernos para encontrar las respuestas a esas inquietudes, que creemos que nos acercaran más al Alma. La mejor forma de acércanos al Alma es a través de la quietud de todo, lo que representa nuestras experiencias. Como si de un gran estanque se tratara. El silencio y la calma son las energías necesarias, para que el Alma se manifieste a través nuestro. Es de esta forma, que contra más nos adentramos en presenciar los mecanismos de nuestras propias funciones, como seres humanos en la Tierra más posibilidades tenemos de ejercer realmente, una toma de consciencia de los registros que actúan de forma no armónica en nosotros, y que nos alejan de sentirnos realmente en esa sensación de quietud interior, que alberga el Alma. La mayor sensación de experimentar realmente el Alma es esa en la cual no existe nada más que nuestra Alma y todo nuestro alrededor unificado a ella.

Parece una contradicción, pero os aseguro que contra más comprendo más me aclaran las contradicciones. Voy a exponer de que forma lo veo Yo. Resulta que tenemos una larga y extensa lista de actitudes, que hemos ido acomodando en nuestras existencias, ya que forman parte de nuestra personalidad. Estas serán por herencia familiar, o por comportamientos que nos han parecido favorables, y los hemos hecho nuestros para poder avanzar. (No nos sintamos mal por ello, al contrario, agradezcamos que estos están en nuestras existencias) forman parte, de ese paso adelante para conectar con el Alma. Así que bienvenidos sean. Ahora bien, resulta que estos registros actúan haciéndonos trazar una línea de separación, tan fina en nuestras existencias que no nos dejan vislumbrar la luz que refleja el Alma. Es de esta forma, que ante ponemos esos registros de la personalidad 3-D inferior, y estos impiden actualizar nuestras existencias con energías de 4-D y 5-D.

Ahora al leer este artículo, no queráis dejar atrás todos esos registros que habéis aprendido. Esta no es mi intención, y menos aún alejaros de algo que es necesario en este instante, en lo que representa vuestra propia evolución. De esta, tan solo hemos de sentirnos bien con lo que hacemos, y mirar de adentrarnos cada nuevo día más, en esa quietud del Alma que realmente nos ara comprender, esas finas líneas de las que os hablo. Si os adentráis en contemplar, como cambiar vuestras existencias, el mismo Ego os la jugara a la hora de no dejaros cambiar nada. Y si os sentís en paz con lo que tenéis en vuestra actualidad, el Ego se acomodara y nos dejara adentrarnos en esa parte más interna, la cual tendréis que experimentar y construir cada nuevo día a través, de no forzar nada y menos aún intentar alejaros de esos parámetros, que nuestras personalidades generaron para ayudarnos a evolucionar. Que gran tarea, ser capaces de despistar al Ego Inferior.

Contra más me adentro en comprender, más bien me lo paso y más comprendo el gran juego, que es nuestra propia experiencia como humanos. No se trata de terminar nada, se trata de comprender realmente el significado de todo, y a través de esta comprensión transmutar sin que las partes oscuras de si mismos, dejen de hacer su función en nosotros. Somos seres humanos dotados de una gran inteligencia, que mejor que jugar a engañar a nuestros propios Egos. Estos tienen una realidad, y si no actuamos a través de esta os aseguro, que no tendrán suficiente interés, en intentarnos cambiarnos nuestra propia versión de la realidad. Seamos más astutos que esa parte de si mismos, y actuemos de acuerdo a lo que realmente existe en nuestro interior, esa quietud que nos hará sentir realmente las energías del Alma. No es tiempo de forzar ni de gestionar nada bajo el control, es tiempo de sentir como la nítida brisa de nuestras existencias se relaja de tal forma, que llega a nosotros todo como si de un regalo maravilloso se tratara. Es tiempo de disfrutar.


Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario