lunes, 24 de julio de 2017

ORIOL: LAS AUTOPISTAS NUMÉRICAS, PARA NUESTRA EVOLUCIÓN. PARTE II. 24 - 07 - 17

                                                                                              




Oriol-240717-


                              -LAS AUTOPISTAS NUMÉRICAS, PARA NUESTRA EVOLUCIÓN, PARTE II-


http://despiert@15.blogspot.com
Oriol, Creador del blog despiert@15.



Es de esta forma, que aprendemos realmente a avanzar en las líneas que nos marcan nuestras propias vidas, las cuales no son más que probabilidades que hemos de ir cumpliendo, para realmente adentrarnos en lo mejor se si mismos y de esta forma, comprender que no existe un mejor o peor que nosotros. Sino que lo único que realmente nos diferencia, es la vibración que actúa a través de cada uno la cual nos hace participes de avanzar, o de estar parados a través de intentar comprender el sistema a través del cual, avanzamos fuera de la comprensión limitada, de nuestra propia personalidad. Así mismo, el mirar a nuestro alrededor y ver esas autopistas que nos rodean, no nos proporciona nada más que una constante atención, al adéntrarnos a saber que hemos dejado atrás las autopistas que están en un nivel inferior al que nos encontramos actualmente, y las muchas otras que están por delante nuestro, las cuales nos hablan de todo lo que nos queda por vivir cuando realmente estemos preparados para ello.

La realidad en la que nos encontramos se refleja bajo una constante manifestación de nuestras personalidades. Estas operan haciéndonos participes, de tener que avanzar por esas autopistas sin necesidad de parar en los peajes, que nos ayudan a pasar de un nivel a otro. De esta forma, tan solo actuamos bajo la impresión de no aprender realmente, que todo lo que sucede en nuestras existencias es debido, a que somos cada uno de nosotros mismos que lo generamos. Una vez comprendemos esto y lo aplicamos a nuestras vidas, nos adentramos realmente a saber que no existe posibilidad de avanzar, sin antes haber integrado con total claridad las múltiples lecciones y aprendizajes, que representan cada autopista en la que nos encontramos. El hecho de querer correr, tan solo nos hace participes de seguir actuando a través de nuestros Egos Inferiores, que nos proporcionan un alejarnos realmente, de todo lo que hemos de vivir para realmente sentirnos en paz, con todo lo que hacemos no tan solo a nivel interior, sino exterior también.

Ahora bien, existen autopistas a nuestro alrededor tanto por la parte inferior como superior, que operan directamente haciéndonos participes de retroceder o avanzar, sin necesidad de que así sea. Es en ese momento que realmente, nos hemos de sentir en si mismos y adentrarnos a ser conscientes, de que nada ni nadie puede cambiar lo que nosotros vivimos, como nuestra propia realidad. Conozco muchas personas que se ven directamente envueltas en estas proyecciones, y lo único que hacen en sus existencias es danzar sin una dirección, en la cual progresar debido a lo mucho que experimentan sin necesidad, de que así tenga que ser. Hemos de ser totalmente participes de que cada autopista está en su posición adecuada. De no ser así, la realidad en la que nos encontramos no operaria de la forma que lo hace. Para hacernos realmente participes de esta realidad, tan solo tenemos que profundizar realmente en sentirnos merecedores de la situación que nos representa, sea esta la que sea, y avanzar con total claridad.


Una vez sentimos realmente, que todo lo que sucede en nuestras existencias es realmente, porque así tiene que ser nos adentramos en presenciar, como nuestros vehículos aminoran sus velocidades y ya no nos es necesario, tener que correr tanto ni ver las otras autopistas como necesidad, que hemos de adquirir. Comprendemos en ese momento, que nuestra posición actual en la autopista 4 es la que realmente nos merecemos, y no tan solo gozamos de esta, sino que hacemos lo posible para realmente avanzar, en una sensación de prospera seguridad. El vivir mirando a nuestro alrededor, (representando las autopistas que nos rodean) tan solo nos aleja de nuestro propio eje central, de la misma forma que tan solo procesa a través nuestro que todo se aleje más, de nuestras propias existencias. Os he expuesto en muchos otros artículos que el poder, reside en nuestro interior y que tan solo cuando aceptamos la autopista por la que avanzamos, a la vez que nos sentimos merecedores de esta, contemplamos como los peajes de esta misma se abren, para nosotros mismos traspasar a otro nivel o autopista superior.

Oriol, gracias por su lectura y difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario